El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 
 

El agua, bendita y escasa… prioridad para las comunidades que habitan en el semiarido potosino…

El Tecolote es una pequeña comunidad donde habitan 40 pobladores aproximadamente, ubicándose en latitud norte 23º 42´ 044´´, longitud oeste 101º 07´ 770´´ y a una altitud de 1915 msnm en el municipio de Catorce, San Luis Potosí, México, como región semiarida tiene apenas una precipitación pluvial promedio de 400 ml anuales, vegetación xerofita característica de estas zonas, así como una rica diversidad de fauna y flora, destacando la gran variedad de cactáceas y suculentas, ademas de plantas medicinales, razones por las que fue declarada por el estado como área natural protegida.

Las principales actividades económicas son la agricultura de autoconsumo de temporal de maíz, frijol y calabaza, la caprinocultura tradicional en sistema extensivo, con venta de cabrito lechal y queso de leche de cabra artesanal, en ocasiones recolección de frutos del desierto o el tallado de lechuguilla, sin embargo los ingresos por estas actividades son muy bajos, por lo que algunos jóvenes han optado por migrar a las ciudades de Monterrey o San Luis Potosí en busca de fuentes de empleo. Por otro lado en muchas ocasiones no son sujetos de apoyo a programas de gobierno por ser una comunidad pequeña y lejana.

En este contexto la gente del desierto se ha adaptado creando estrategias para continuar viviendo, sin embargo las necesidades económicas aumentan y el ecosistema cada vez se vuelve mas frágil, requiriéndose nuevas estrategias, nuevas formas de vivir armoniosamente.

Junto con los pobladores de El Tecolote, se identificaron las necesidades de la comunidad, se analizaron y se elaboro un proyecto, el cual tiene como propósito:  Mejorar las condiciones de vida en la Comunidad el Tecolote   y una de las prioridades identificadas fue ” Tener agua potable suficiente”

Y fue así como nos dimos a la tarea de investigar las tecnologías apropiadas existentes y que mejor se adaptaran a la zona, y las posibles fuentes de financiamiento para llevar a cabo nuestro objetivo;  la construcción de 9 cisternas de ferrocemento y sistema de  captación de agua pluvial.

Afortunadamente se  encontró  financiamiento rápidamente  y el proyecto dio inicio en abril del 2009.

El proceso fue realmente interesante,  desde las reuniones organizativas, la adquisición de materiales,  la capacitación con el Técnico, Mario Hernandez y los pobladores, los niños, el momento de decidir con quien se iniciaría el trabajo, es decir  la primer cisterna, luego ya el trabajo de construcción que en ocasiones la participación no fue tan constante o pareja, pero en general fue un buen esfuerzo por parte de todos los participantes…

Al final en noviembre ya había 9 cisternas de ferrocemento construidas,  claro que nada es perfecto y tuvimos algunos detalles que nos permitieron aprender y mejorar cada vez en cada cisterna que se construía, incluso hubo quienes fueron “ideando” que mas  iban a instalar a su  cisterna.

Actualmente son 9 las familias las que cuentan con su propia cisterna, en su  casa, permitiendoles sobre todo a las mujeres elaborar sus alimentos con  mayor higiene, así como la oportunidad de en un corto tiempo darle continuidad a este proyecto con la adopción de huertos familiares, ademas de que descansan de el continuo batallar por acarrear agua, actividad que era muy pesada tanto para las mujeres como para los hombres, hoy tienen un tiempo extra que pueden ocupar en otras actividades.   

Damos gracias infinitas a:

Todas las personas que de una u otra forma participaron para que el proyecto en el Tecolote pudiera expresarse…

A Isabel Ines Casasnovas

A la Comunidad de Santo Tomas de Aquino Madrid, España.

A todos los seres sagrados de las 5 direcciones, gracias

Dedicamos este trabajo para la  felicidad de todos los seres sintientes que habitan en Wirikuta y todo el planeta…

Anuncios