El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La comunidad de Lavaderos se encuentra a 8 km aproximadamente de Tanque de Dolores,  esta formada por 3 rancherias; Duraznillo, Charco cercado y Lavaderos.

El trabajo con esta comunidad inicio con el interés y acercamiento de uno de los habitantes de la comunidad, quien nos invito para ir a una reunión con los lugareños de Lavaderos y fue así como se tomaron los primeros acuerdos y decisiones, originalmente la solicitud fue de 10 cisternas para 10 familias, sin embargo en esta ocasión el recurso solo alcanzo para la construcción de 5 cisternas de 10 mil litros, cabe mencionar que cuando se le informo a los beneficiarios que el recurso era poco hicimos una reunión para decidir cual era la mejor forma para aprovechar al máximo este recurso, algunos opinaban que se hiciera una cisterna grande, sin embargo tanto por la distancia que existe entre las rancherías así como detalles técnicos esa opción no paso, luego otra que fueron 2 medianas  y otros propusieron que fueran 5 cisternas de 10 mil litros repartidas en las 3 rancherias y al final esta fue  la propuesta que se volvió realidad.

Como en la experiencia de la comunidad  El Tecolote, invitamos a Mario Hernadez,  quien ha sido un gran apoyo técnico y en mayor medida un maestro para todos,  Mario nos asesora en los detalles técnicos, hacemos un recorrido a cada una de las casas donde se va a trabajar, da algunas indicaciones tanto para el lugar de construcción así como para la colocación de las canaletas y como segunda actividad se hace el calculo de material, la adquisición de este, se reparte  e iniciamos con la capacitación, nuevamente para decidir con quien se iniciaba se hizo un maravillo y eficaz “volado”  y así fue como comenzamos con la capacitación y construcción de la primer cisterna en el Duraznillo.

El interés y la participación de cada uno de los señores e hijos y también de las mujeres fue maravilloso, tan es así que la primer cisterna se termino prácticamente en 5 dias y al final Mario propuso hacer una evaluación de los conocimientos adquiridos durante la capacitación y a manera de rifa cada uno sacaba un papelito donde venia una pregunta sobre el procedimiento para construir la cisterna y ademas de ser divertido fue satisfactorio escuchar las respuestas acertadas por parte de cada uno de los participantes.

Como resultado prácticamente en un mes se terminaron de construir las 5 cisternas, ahora se continua con la instalación de los sistemas de captación. Con la experiencia de los  techos de tierra en El Tecolote, en esta ocasión el técnico nos propuso instalar un desarenador previo a la entrada de agua a la cisterna, vamos a ver que tal  trabaja.

Cabe mencionar que la comunidad de forma reciproca  ofreció el hospedaje y alimentación al técnico y realmente demostraron su interés por aprender y construir la cisternas, ahora las mujeres han escuchado la experiencia de los huertos familiares en El Tecolote y parece que están interesadas en poder tener el suyo, en breve nos reuniremos con ellos para decir cual es el siguiente paso, sin antes olvidar que están pendientes 3 cisternas.

Otro momento grato es el poder integrar a los niños en la actividad de capacitación y construcción de la cisterna pero igualmente grato es poder aprovechar estos espacios para realizar actividades ludicas con ellos.

Vamos a ver que nos depara el trabajo con la comunidad Lavaderos…

 

Agradecemos infinitamente:

Isabel Ines Casasnovas

Comunidad Sto. Tomas de Aquino;  Madrid, España

Mario Hernandez

A todos los seres sagrados de las 5 cinco direcciones

Dedicamos este trabajo para la felicidad de todos los seres sintientes.

Anuncios