Todos y cada uno de estos productos son hechos de forma artesanal,  con frutales y plantas cultivadas de forma natural en la Sierra de Catorce, por lo tanto recuerda que son productos de temporada, es decir no todo el año se dan ya que se respetan los tiempos naturales de crecimiento y maduración de estos, así que algunos de los productos solo los encontraras por temporada y en ocasiones podrán variar ligeramente en color o aroma.

Te recordamos que  las mermeladas no contienen conservadores artificiales, por lo que te recomendamos que una vez abierto el frasco lo mantengas en refrigeración.

En el caso del champú es importante que sepas que no utilizamos colorantes o perfumes artificiales, sin embargo  estamos obligados  a agregar un conservador para que el proceso natural de fermentación de los ingredientes no se de tan rápido y puedas disfrutarlo, a diferencia de los productos comerciales veraz que nuestra formula es muy simple,  un jabón, un espesante y el conservador, en el caso del espesante lo agregamos por que de forma general los consumidores prefieren un champú espeso y no tan liquido al momento de la aplicación, de echo no es necesario agregarlo, solo que estamos acostumbrados a un champú espeso que a uno mas liquido; en el siguiente párrafo te compartimos un poco de los orígenes del champú…

“El término y el servicio fueron introducidos en Gran Bretaña por Sake Dean Mahomed, migrante de India, que abrió unos baños de “shampoo” conocidos como Mahomed’s Indian Vapour Baths (Baños Indios de Vapor de Mahomed) en Brighton en 1759. Estos baños eran similares a los baños turcos, pero los clientes recibían un tratamiento indio dechampi (masaje terapéutico).  Sus servicios eran muy apreciados, y Mahomed recibió el alto honor de ser nombrado “Cirujano de champú” para los reyes Jorge IV y Guillermo IV. En los primeros tiempos del shampoo, los peluqueros ingleses hervían jabón en agua y añadían hierbas aromáticas para dar brillo y fragancia al pelo. Kasey Hebert fue el primer fabricante conocido de champú, y su origen aún se le atribuye a él. Hebert vendió su primer champú, con el nombre de “Shaempoo” en las calles de Londres. Originalmente, el jabón y el champú eran productos muy similares; ambos contenían surfactantes, un tipo de detergente. El champú moderno, tal como se lo conoce en la actualidad, fue introducido por primera vez en la década de 1930 con “Drene”, el primer champú sintético (no jabonoso).  Desde el pasado hasta la actualidad, los hindúes han usado diferentes fórmulas de champúes, usando hierbas como neem, shikakai o nuezjabón, henna, bael, brahmi,fenogreco, áloe, suero de mantequilla, amla y almendra en combinación con algunos componentes aromáticos como madera de sándalo, jazmín, turmerico, rosa y almizcle.

Como puedes ver en realidad para limpiar nuestro cabello no es necesario tantos ingredientes, ni colorantes, ni suavizantes, de echo se comienza a hablar de que incluso no es “tan necesario” lavar el cabello,  por lo menos no todos los días…

Por lo tanto  hacemos la invitación a reflexionar sobre el consumo de este producto, es decir nos encanta la idea de que  “adquieras” los productos de la Flor de la Sierra, sin embargo también creemos que la sustentabilidad de nuestros ecosistemas, así como la salud de nuestros consumidores es una responsabilidad compartida. Es decir el estilo de vida actual habituado a consumir de forma excesiva,  es lo que nos ha llevado a agotar nuestros recursos, así como a mermar nuestra salud.

Flor de la Sierra, no solo son “productos” es un proyecto del cual formas parte al momento que adquieres y consumes de una forma responsable estos productos.

Agradecemos tus comentarios y sugerencias para mejorar estos productos que son hechos con mucho gusto para ti.

Muchas gracias por contribuir en este proyecto!

Contactos:

bellatrixq1@yahoo.com  

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios